Facebook
Ir a la página de Turismo de Laxe

Casa do Arco

Casa do Arco

Es el edificio civil de mayor importancia histórica de Laxe. Está situada en el centro de la Villa de Laxe, en la esquina noroeste de la plaza de Ramón Juega y permite mediante sus tres arcos apuntados sobre los que se asienta el paso de la calle real que nos lleva al templo parroquial de Santa María de la Atalaya.

Es una de las escasas viviendas que nos quedan en Galicia de estilo gótico –el arco ojival así lo revela- y conviene recordar que cuenta con unos 500 años de antigüedad.

La planta es trapecial, casi rectangular. La casa es de buena cantería de granito a la vista con piezas de tamaños desiguales. Se dispone en tres alturas, con una cubierta a cuatro aguas con teja del país. Antiguamente el conjunto disponía de seis puertas de acceso al interior. La fachada sur es la más vistosa, pues en ella aparte del arco ojival podemos observar en la parte superior un antiguo balcón de sencilla baranda de hierro y sostenido por cuatro canzorros. La fachada principal de la casa fue siempre la oeste donde se abre la puerta de entrada flanqueada por dos enormes chimeneas.

Dos escudos debajo del Arco:

El primero está en el lintel de la puerta y cuenta con una inscripción gótico-alemana, de la época de la iglesia, un cáliz y una hostia (posiblemente sea el escudo de Galicia). En el segundo escudo aparecen las armas de los Moscoso (la cabeza del lobo) y de los Castro (seis rodiñas), las mismas que aparecen en los escudos primitivos del Castillo de Vimianzo.

La casa fue construida en el siglo XV por Doña Urraca de Moscoso (Condesa de Altamira) y su segundo marido Don Pedro de Osorio. La crisis sufrida por los Altamira en el siglo XIX, les obliga a vender el castillo de Vimianzo y esta hermosa casa a Don Ramón Martelo Núñez; el hijo de este Don Evaristo Martelo Pauman del Nero (Marqués de Almeiras) vende el inmueble a la familia Doménech, que después de tres generaciones pasó a ser propiedad de Don Ernesto Pons y finalmente de Don Calixto Añón Vázquez, su actual propietario.

La mansión está hoy dedicada a la hostelería, pues en ella se instaló el hotel-restaurante-marisquería "Casa do Arco".


Turismo de Laxe © by Abertal