Facebook
Ir a la página de Turismo de Laxe

Paisaje Protegido

LA DECLARACIÓN OFICIAL

Un  paisaje protegido es aquella parte del territorio que las administraciones competentes, a través del planeamiento aplicable, y de acuerdo con el Convenio Europeo del Paisaje, consideran merecedores de una protección especial por sus valores naturales, estéticos y culturales.

La gestión de un paisaje protegido tiene como objetivos principales la conservación de los valores singulares que la caracterizan, así como la preservación de la interacción harmoniosa entre naturaleza y cultura de la zona. 

Desde la aparición de esta figura de protección son dos los paisajes gallegos que, además de los valores citados, presentan una relación harmoniosa entre el ser humano y el medio natural que justifica su declaración oficial: los Penedos de Pasarela y Traba en los Ayuntamientos coruñeses de Vimianzo y Laxe, y el Valle del Río Navea en los ayuntamientos orensanos de San Xoán de Río e a Pobra de Trives.


LOS PENEDOS DE PASARELA Y TRABA

La Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible publicó en el DOGA nº7, del 12 de enero de 2009, el Decreto por el que se reconoce que el macizo de los Penedos de Pasarela y Traba reúne los valores necesarios para ser conservado íntegro en su conjunto, y en consecuencia la puesta en marcha de la figura de protección.    

El macizo está constituído por un conjunto de elevaciones graníticas situadas entre los ayuntamientos de Vimianzo –al sur con una superficie aproximada de 109 hectáreas- y de Laxe –al norte con una superficie aproximada a las 103 hectáreas-.  

La combinación de formas rocosas que presentan los Penedos de Pasarela y Traba conforma un paisaje singular que destaca por su belleza. La dorsal que se alarga desde la Cachucha hasta Torre de Moa, pasando por Pena Forcada, forma un impresionante paño de fondo visible tanto desde la localidad de Pasarela como, de un modo especial, desde el área de Traba.  

Los penedos nos indican, por una parte, su relación con los largos procesos de tipo tectónico durante los cuáles las rocas fueron fracturadas, levandas o hundidas; por otra, el papel que en su génesis tuvieron los climas del pasado, las condiciones climáticas más calientes y húmedas que facilitaron la formación de profundas camadas de alteración.    

Pero el interés de ciertos hechos geográficos como Torre da Moa, Pena Forcada, Piedra Cachucha, El Berrón, o el Águila, superan el concepto científico y alcanzan el ámbito cultural a nivel literario. Y, por supuesto, los penedos permiten relacionar las formas con obras escultóricas humanas, así como conocer las leyendas y tradiciones de la zona.


Turismo de Laxe © by Abertal